Tradiciones 

 

 

 

 

 

 

 
La tronca de Navidad
Conocida también como zoca, tizón, troncada, toza o corniza de Navidad.

Costumbre europea preneolítica conservada en Aragón con dos variantes: "hacer cagar la tronca" en la zona oriental o "quema de la toza" en la occidental. Es un rito cuyo centro es el hogar-fuego donde la familia busca la prosperidad para la hacienda y para sus dueños.

La abadesa del monasterio de Casbas (Huesca) Ana Abarca de Bolea (hermana del Conde de Aranda), ya nos habla de ella en el siglo XVII:

"Toz la claman buena noche,
dirálo la colazión
y lo tizón de Nadal
que ye nombrado tizón"

En la primavera se va al bosque a recoger la leña para el invierno. Los picadores reservan la toza más grande para el día de Navidad. En Nochebuena se coloca en el fogaril. En la zona oriental (Ribagorza, Litera, Bajo Aragón) se bendice y se aprovecha algún hueco de ella para esconder golosinas o presentes. Ramón J. Sender la recuerda en Alcolea de Cinca: "Tronco de Nadal, manda al mayoral que nos dé confites la noche pascual". En la zona occidental se bendice y se quema un poco cada día hasta Reyes. Según los lugares la ceniza tenía poderes fertilizantes, protectores de animales y personas. La parte no quemada se guardaba en la falsa para proteger contra los rayos.

 

 

 

Jordi_George     www.bordon-teruel.tk


www.000webhost.com